Policías son confundidos por Strippers al acudir a un llamado por ruidos molestos

posted in: Noticias | 0

Es muy bien dicho que la fiesta no ha comenzado hasta que la policía llega, sin embargo un grupo de mujeres en Alemania llevó este dicho popular a otro nivel.

Es lo que le sucedió a una pareja de guapos policías alemanes que respondieron a un reclamo por ruidos molestos realizados por los vecinos de una mujer que celebraba sus 50 años. Al parecer la fiesta estaba muy buena y el volumen de la música a altas horas de la noche llevo a que los vecinos de la festejada llamaran a la policía para que pusieran orden.

Te podría interesar:

La sorpresa se la llevaron los policías que al no recibir respuesta tocando el timbre de la casa, decidieron entrar para solicitar que bajaran el volumen, pero apenas asomaron sus narices y las asistentes vieron sus uniformes, simplemente asumieron que los guardianes de la ley eran nada más ni nada menos que los strippers que habían contratado como regalo especial para la cumpleañera.

Los policías intentaron explicarle al grupo de más de 10 mujeres ya un poco pasadas de copas que su misión en la fiesta era justamente acabar con ella, solicitando que bajaran el volumen de la música, pero las mujeres hacían caso omiso, solicitando abrazos, fotos y hasta intentando tocar a los oficiales.

La mayor decepción vino cuando uno de los oficiales solicito los datos de la festejada, y el resto de las invitadas se percató de que afuera de la casa había una patrulla real esperando el desenlace de esta historia, solo entonces se disculparon y lograron controlar sus hormonas para bajar el volumen de la música y así evitar una multa.

Para el placer de las mujeres, minutos más tarde llegaron los verdaderos strippers que debieron hacer su rutina con la música a un volumen moderado que no molestara a los vecinos.

Parece de película cómica, pero esta situación es más común de lo que se cree, puesto que en el año 2016, la policía del Reino Unido debió pasar por una situación similar, cuando un oficial policial del servicio comunitario en la localidad de Wiltshire pasó por el mismo chasco al acudir a un reclamo por ruidos molestos.

Según contó a la BBC, el oficial Mike Oben, quien generalmente viste un uniforme muy ‘poco sexy’, al llegar a la fiesta que coincidentemente también celebraba el cumpleaños número 50 de una mujer debió dar más de una explicación cuando intento hacer cumplir la ley.

En este caso, sin embargo, fue mucho más fácil, pues las mujeres se sorprendieron de que el supuesto stripper llegara a la fiesta tan temprano, esto ayudo a que el oficial en cuestión no fuera acosado de la forma como sucedió en Alemania.