Así es como la actriz de ‘Precious’ demuestra que el secreto de una figura esbelta está en la actitud

posted in: Noticias | 0

La actriz ha tenido un notorio cambio de peso en los últimos meses y a pesar de que siempre ha sido blanco de ataques, ha demostrado que nada enfrenta más a los ‘haters’ que una poderosa y simpática actitud de diva esbelta.

Durante años, la nominada al Oscar fue blanco de burlas por su robusta apariencia que para nada encajaba en los estándares de belleza Hollywoodenses. La misma actriz, Joan Cusack, llegó a decirle, en una ocasión, que debería abandonar la industria ya que la imagen lo es todo e iba a sufrir mucho. Cualquiera pensaría que Sidibe caería y saldría corriendo, sin embargo, lo tomó como un impulso para seguir tocando puertas, mostrándose siempre segura de sí misma y desfilando en cada alfombra roja y evento, con gran porte y una sonrisa en el rostro (nada que ver con su personaje Precious).

Durante la noche de gala por parte de la Ms. Foundation for Women, en 2014, la actriz pronunció un discurso que dejó huella hasta en sus detractores, ya que dio una lección de autoestima . “Una de las cosas que primero me pregunta la gente es: Gabourey, ¿cómo es que tienes tanta seguridad en tí? Odio eso (…) No es fácil. Es duro vestirse para premios y alfombras rojas cuando sabes que serás la burla de todos por mi peso. Siempre hay una posibilidad de que si me visto de morado, seré comparada con Barney”.

En aquella ocasión, la actriz abrió su corazón a tal grado que sacó lágrimas a más de uno. “Si la gente no me hubiera hecho llorar, no podría llorar en el momento apropiado ahora. Si no me hubieran dicho que era basura, no hubiera podido aprender a enseñarle a la gente lo talentosa que soy. Y si todos se hubieran reído siempre de mis bromas, no hubiera podido enseñarles lo divertida que soy. Si ellos no me hubieran dicho lo horrible que soy, yo nunca hubiera buscado mi belleza. Y si ellos nunca me hubieran querido destrozar, nunca hubiera podido descubrir lo indestructible que soy”.

Sidibe siempre ha hecho frente a las críticas contra su cuerpo, y a menudo lo hace de manera cómica e inteligente. En 2014, fue criticada por su look en la entrega de los Globos de Oro de aquel año pero respondió sin dudar: “Sí, definitivamente me eché a llorar en mi avión privado mientras me dirigía a mi trabajo de ensueño la otra noche”.

Aunque claro, Gabourey siempre estuvo consciente de que la obesidad no solo tiene que ver con una cuestión estética, sino con algo que pone en riesgo su salud. Por ello, desde hace unos años, la actriz comenzó aa cambiar su estilo de vida, no para tener la figura de alguna Kardashian o una silueta esbelta como la de Emma Stone o Jennifer Lawrence, sino para ser una Gabourey que sea tomada como referencia de felicidad y salud, lejos del típico caso de la chica de Hollywood que tiene una transformación radical para pertenecer a la elite.

Ahora, a sus 33 años, todo parece estar dando frutos ya que la actriz luce una figura mucho más torneada y una actitud doblemente ganadora ante las críticas que nunca están conformes con su apariencia. “Odiaba las selfies en el espejo. Ahora las hago todos los días. Soy demasiado negra y estoy bien con eso. No puedo evitarlo”.

I used to hate mirror selfies. Now I do them everyday. I’m just too black and fine! I can’t help it! ✊🏿👸🏿✊🏿

Una foto publicada por Gabby Sidibe 👸🏿 (@gabby3shabby) el