A las ‘niñas’ de este pueblo les crecen penes a los 12 años

posted in: Noticias | 0

A las ‘niñas’ de este pueblo caribeño les crecen penes cuando cumplen 12 años

Se estima que al menos a 90 niñas del pueblo rural ‘Salinas’ en la República Dominicana, les ha crecido un pene durante su transición a la pubertad, esto se debe a un desorden genético que afecta a estas niñas que originalmente nacieron con lo que aparentemente es una vagina.

A las niñas se les conoce como Guevedoces, en referencia a la edad cuando ocurre este fenómeno que es cuando su apariencia física comienza a mutar.

Este desorden es conocido en la comunidad medica como ‘deficiencia de 5-alfa reductasa’, la que fue documentada por la BBC para su serie ‘Countdown to Life’, que explora como los humanos nos desarrollamos en el vientre materno y como los cambios mas tempranos del desarrollo embrionario afecta ciertos aspectos del resto de nuestras vidas.

Te podría interesar:

Este tipo de desorden fue estudiado en los años 70 por la doctora Julianne Imperato-McGinley, quien descubrió que si bien estas personas son genéticamente hombres, carecen de la ‘enzima 5-alfa reductasa’ que es la que convierte la testosterona en Dihidrotestosterona y ayuda a formar el pene.


  
Cuando estos niños entran en la pubertad, el aumento de la testosterona hace que el trastorno se corrija, haciendo que se desarrolle el pene y los testículos desciendan.

Muchos de estos niños nacieron de forma natural en sus casa, por lo que nunca hubo un especialista que ayudara a determinar su sexo. Al carecer de pene fueron criado como niñas, a pesar de que la mayoría de ellas no se sintiera cómoda llevando vestidos. El acoso escolar que sufren puede llegar a ser muy duro, pero a la vez, al llegar el cambio físico, la gente de este pueblo lo toma como algo normal, y más que discriminar o cuestionar la virilidad de estos niños la celebran.

Otros casos similares se han registrado en pueblos de Papúa Nueva Guinea, sin embargo los niños que padecen este trastorno no son bien visto y se les considera ‘fallados’ en su masculinidad.